El fin de semana ideal de Carlos Sainz

Autor
Actualizado: julio 3, 2022

En Silverstone se rompió la racha de seis triunfos en fila del equipo Red Bull, y también la de Carlos Sainz, quien este fin de semana tachó los dos casilleros que le quedaban en la Formula 1 y se fue con el triunfo de Gran Bretaña, escoltado en el segundo lugar por Sergio Pérez que completó una gran remontada, y por Lewis Hamilton, que batalló hasta el final con Charles Leclerc por ese último escalón del podio.

Como había sido el año pasado, la largada del GP de Silverstone fue realmente caótica y dejó una situación preocupante en la que se vieron involucrados cinco autos, los de Tsunoda, Ocon, Russell, Albon y quien se llevó la peor parte, Guanyu Zhou. El piloto chino transitó decenas de metros dado vuelta a la salida de la primera curva y llegó a la contención de neumáticos. Pero el monoplaza no se detuvo ahí, sino que pasó por encima ese sector y fue ‘atajado’ por el alambrado a pocos metros de las tribunas. Afortunadamente, unos minutos más tarde tanto el equipo como la categoría y la FIA confirmaron que el corredor se encontraba consciente y había sido trasladado al centro médico del circuito para realizar las evaluaciones correspondientes.

Quien también debió ser atendido, y de hecho trasladado al hospital de Coventry, fue ALex Albon. La carrera se relanzó una hora más tarde con las posiciones originales, a las que pudieron volver Ocon y Tsunoda pese a que sus autos habían quedado algo dañados. En la largada no hubo incidentes, Sainz contuvo bien a Verstappen y Leclerc hizo lo propio con Pérez para ir por el segundo puesto, aunque no fue sencillo.

Detrás de ellos, Lando Norris atacó la posición de Hamilton y lo superó para ser el nuevo quinto. Algo más atrás, Gasly tuvo una gran partida y superó cuatro autos para ponerse séptimo tras dos vueltas. ‘Checo’, con el alerón delantero dañado, debió ingresar a boxes para repararlo y le dejó la posición a los británicos que tenía detrás.

Delante, poco a poco le fue descontando Verstappen a Sainz y finalmente lo superó en el giro 10, aprovechando un despiste del español que le dejó servido el DRS al neerlandés para hacer una diferencia aun mayor en condiciones normales. Detrás suyo, los Ferrari lo escoltaban separados por apenas seis décimas. Casi al mismo tiempo, Gasly y Tsunoda se tocaban y ocasionaba el trompo de ambos perdiendo tiempo valioso en la lucha por la zona media de la carrera y de lo cual el japonés se llevó una penalidad de cinco segundos.

Pero la felicidad del campeón duraría poco, ya que en la vuelta 13 manifestó problemas con un neumático y debió ingresar a boxes a cambiar los cuatro. Esto le dio vía libre a los Ferrari para or por el 1-2 pese a que aún quedaba mucho por delante y Hamilton, desde el tercer lugar, marcaba vueltas rápidas para acercarse a los autos rojos.

En el giro 20 llego la detención de Sainz cuando lideraba, dejándole a Leclerc la responsabilidad de liderar delante de Hamilton. Seis más adelante fue el turno de Leclerc, lo que le permitió a Hamilton estar al frente ante su público y de gran manera, aumentando la diferencia con Sainz aun teniendo neumáticos 20 giros más viejos.

En el momento de parar para Lewis, la respuesta de los mecánicos no fue la mejor y tuvo una detención lenta, lo que le permitió a los Ferrari volver a superarlo y escaparse nuevamente por encima de los cuatro segundos de ventaja. Quien fue recuperando lugares fue ‘Checo’ Pérez, que a falta de 15 giros ya estaba en el cuarto lugar, 13 segundos por delante de Norris. Mientras tanto, Verstappen tenía problemas para contener a Ocon en la lucha por el octavo puesto.

Cuando luchaba con el actual campeón, el auto del francés se detuvo por completo justo en la recta de la vieja zona de largada, por lo que ocasionó la aparición del safety car y las distancias volvieron a cero. Con 12 giros para el final, Sainz y Hamilton decidieron ir a boxes para colocar neumáticos blandos mientras que Leclerc decidió quedarse afuera. Quien aprovechó al máximo el auto de seguridad fue Pérez, que aún no se había detenido y se ganó un cambio gratis para completar la regla y poder ir por todo en el relanzamiento.

El giro 42, a diez del final, vio el regreso a la acción y cómo Pérez iba sobre Hamilton por el último lugar del podio, mientras adelante los Ferrari dejaban de lado las amistades para pelear lado a lado por el liderazgo, algo que supo aprovechar Sainz para volver al frente. Finalmente el mexicano dio cuenta del británico y además fue a la carga sobre Leclerc para intentar quitarle el segundo lugar. Con blandos nuevos sobre los duros usados del monegasco, Lewis Hamilton aprovechó la intensa lucha entre el Red Bull y el Ferrari para ser segundo, aunque se recuperó el mexicano para pasar adelante y Leclerc recuperar el tercer lugar. A todo eso, Alonso y Norris se sumaban a la lucha férrea por esos últimos escalones del podio.

Una vez que pudo acomodarse, Pérez empezó a escaparse del duelo por el tercer puesto, dejando a Hamilton y Leclerc solos en esa lucha. A cuatro giros del final, el británico desató la locura en las gradas al superar al monegasco, pero el de Ferrari volvió a pasar al frente doblando por afuera en Copse. Sin embargo, ayudado por el DRS unos metros más adelante, el de Mercedes cumplió su cometido y se puso tercero.

Con las diferencias algo más establecidas y cada uno afianzándose en el puesto que ocupaba, los focos se trasladaron al séptimo puesto de Verstappen, quien ahora debía batallar con un Haas. Mick Schumacher era quien quería ir por ese puesto siete y por momentos parecía que lo iba a lograr, pero el campeón supo defenderse y evitó la superación del alemán. De todas maneras el hijo del ‘kaiser’ estará más que orgulloso de ese octavo lugar, sumando puntos por primera vez en su corta trayectoria en la categoría.

De esta manera, Carlos Sainz cerró un fin de semana soñado en el que las nubes británicas fueron testigo de su primera pole y su primera victoria en la Formula 1, todo en cuestión de horas y sobre un Ferrari. Segundo terminó Sergio Pérez, que en el inicio había perdido mucho tiempo al ingresar a pits a cambiar el alerón delantero y parecía que se iba a complicar su carrera, pero con la estrategia correcta llegó al podio. Y tercero finalizó Lewis Hamilton, que pudo haber ganado pero también pudo haber quedado fuera del tercer escalón en la lucha con Leclerc y Pérez, sumando su tercer podio del año, segundo consecutivo tras el también tercer puesto en Canadá.

El séptimo puesto no fue tan costoso para Verstappen, que sigue liderando el campeonato ahora con 181 puntos, seguido por Pérez a 34 y Leclerc a 43. El próximo fin de semana la F1 volverá a la acción con el Gran Premio de Austria, entre el 8 y el 10 de julio, donde estarán acompañados nuevamente por las categorías menores, F2 y F3.

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.