La racha de Verstappen sigue viva

Autor
Actualizado: septiembre 12, 2022

Cuando todo parecía indicar que sería un Gran Premio que se definiría rápido, el auto de seguridad le puso un poco de suspenso a la definición pero quizás fue demasiado protagonista hasta el cierre, permitiéndole a Max Verstappen ganar la carrera con el safety car en pista para sumar cinco victorias en fila, la undécima de la temporada y la 31ra de su trayectoria para igualar la marca histórica de Nigel Mansell en el séptimo puesto de la tabla histórica, escoltado por Charles Leclerc y George Russell.

Tras una largada prolija, Charles Leclerc empezó a hacer algunas diferencias en la punta para intentar escaparse de George Russell. Detrás Lando Norris no partió bien y cedió varios puestos, dándole la chance a Max Verstappen de superar varios rivales en los primeros para meterse cuarto a pocos metros de la partida para ir primero por Daniel Ricciardo y unos giros más tarde por la segunda posición de Russell.

A poco de iniciada la carrera llegó el primer abandono de la mano del Aston Martin de Sebastian Vettel, que debió dejar a un costado de la salida de la curva siete su monoplaza para que los marshalls pudieran retirarlo. Pese a que estaba bien ubicado para una rápida retirada de los auxiliares de pista, la dirección de carrera indicó la neutralización con auto de seguridad virtual, que le permitió a Ferrari hacer sus tradicionales cambios de estrategia sobre la marcha y enviaron a Leclerc a cambiar los blandos con los que había largado por medios nuevos.

Esto le dio la chance a Verstappen de pasar al frente, pero no significó tanta pérdida para quien era líder ya que solo cayó al tercer lugar. Detrás suyo venía con un importante ritmo Carlos Sainz, que había largado desde el fondo por cambios en su unidad de potencia y a una quincena de giros de iniciada la competencia ya estaba en zona de puntos. Poco a poco se fue acomodando y superando autos para quedar tercero con una estrategia muy agresiva pero también de conservación de neumáticos medios para estar el mayor tiempo posible en pista en su primer stint.

Una vez que se detuvo el neerlandés, Leclerc pudo recuperar el primer puesto, pero el vigente campeón del mundo cumplió con creces en la primera parte al haber hecho durar media carrera los neumáticos blandos, dejándolo bien posicionado para cumplir con la estrategia de una sola detención. Además, con un compuesto doce vueltas más nuevo en comparación con Leclerc, pudo empezar a descontarle al monegasco desde la segunda ubicación además de que vuelta tras vuelta bajaba la marca del récord de vuelta en la carrera.

A 20 giros del final se hizo interesante el duelo de estrategias, ya que Ferrari hizo parar a Leclerc para volver a colocar blandos nuevos para ir hasta el final pese a ir liderando, pero con un Verstappen cada vez más cerca con neumáticos mucho más frescos. Esto, pese a que lo devolvió al segundo lugar, le permitió al de la escuadra italiana recortar giro tras giro ante un Red Bull que ahora era quien lideraba pero tenía las cubiertas más rodadas ante alguien que quería descontar y marcaba récords de vuelta para lograrlo.

Sin embargo, el ritmo de Verstappen se sostuvo a un buen nivel para evitar que el monegasco pudiera descontar en grandes cantidades y conservó bien su ventaja por encima de la quincena de segundos en los giros siguientes, dejándole cada vez menos margen a Leclerc para descontar. El otro Red Bull cumplió de gran manera con la orden de hacer durar los medios, quizás más de lo imaginado ya que dio 43 vueltas con ese compuesto, dejando solo diez para las blandas que le colocaron en el pit cuando cumplió con su única detención demostrando una vez más que, cuando se trata de administrar cubiertas, nadie lo hace mejor que el mexicano y las pruebas lo sustentan.

A cinco giros del final, el ganador del año pasado Daniel Ricciardo sufrió la rotura del motor y debió dejar el McLaren entre la curva seis y la siete, obligando a la aparición del auto de seguridad. Esto provocó los ingresos a pits de Russell, Sainz, Norris y principalmente Verstappen y Leclerc, que fueron por una última detención ‘gratuita’ para el cierre mano a mano entre los líderes. Sin embargo, los auxiliares de pista se demoraron demasiado en retirar el McLaren del australiano, no aplicaron la bandera roja para tener acción en el cierre y la carrera terminó con auto de seguridad, dejando a los espectadores con las ganas de un duelo que pudo haber sido muy intenso a uno o dos giros.

Detrás de ellos arribó George Russel, en tanto que Carlos Sainz fue cuarto y Lewis Hamilton cerró los primeros cinco lugares. Más atrás, Nyck De Vries completó su primer fin de semana en la novena colocación y fue elegido el piloto del día por los fanáticos, sumando así dos puntos para Williams para llegar a seis en lo que va del año (los otros cuatro los anotó Alex Albon, a quien reemplazó el neerlandés).

Con este resultado, Verstappen lleva su cuenta personal a 335, una ventaja de 116 sobre su escolta ya que Leclerc queda segundo con 219 unidades y Pérez con 209. La próxima cita de la Formula 1 será el 2 de octubre cuando la categoría regrese de su receso de tres fines de semana para competir en el GP de Singapur, carrera que podría consagrar a Verstappen si gana la carrera y tanto Leclerc como Pérez no suman.

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.