Las exigentes medidas disciplinarias que impuso PSG

Autor
Actualizado: julio 21, 2022

El nuevo entrenador del París Saint-Germain, Christophe Galtier, junto con la dirección deportiva, han impuesto un modelo de disciplina mucho más exigente en el vestuario, con una ética de trabajo más marcada y la obligatoriedad de mejorar la convivencia. El DT y Luis Campos, el responsable deportivo del club, buscan crear un auténtico espíritu de equipo y huir del personalismo de algunas estrellas, según informaron este jueves de forma coincidente los medios franceses L’Equipe y Le Parisien.

Las exigentes medidas disciplinarias que impuso PSG
Todo comienza con la llegada a la ciudad deportiva de Camp des Loges para entrenar: está fijada para entre las 8.30 y las 8.45, a fin de que los jugadores desayunen juntos. Quien llegue tarde sin un permiso previo o una justificación válida, no podrá incorporarse al grupo y tendrá que volverse a casa. En las comidas estará prohibido el uso del celular, a fin de que los jugadores hablen entre sí y favorecer el espíritu positivo.

Por otro lado, se intentará que los jugadores se mezclen entre sí, evitando los grupos más o menos cerrados que se han formado en los últimos años por su lengua o su cultura (los francófonos, los que hablan español, los italianos….). Finalmente, el documento ético que firman los jugadores al llegar al PSG, en el que se detallan sus deberes y obligaciones, es ahora más detallado y preciso.

PSG impuso exigentes medidas disciplinarias: el importante motivo
El objetivo final de estas medidas es favorecer la mentalidad colectiva y evitar el individualismo. Esto ya habría tenido resultados positivos en el plantel. L’Equipe señala que el brasileño Neymar, objeto «a veces de forma excesiva» de críticas por su indisciplina, sobre todo llegar tarde a los entrenamientos, ha mantenido en los primeros días de pretemporada (hasta que el PSG inició el fin de semana pasado su gira japonesa) un comportamiento «ejemplar».

Le Parisien señala que los dirigentes parisinos están «muy contentos» con los resultados que la nueva disciplina ha generado en el ambiente del vestuario, aunque advierte de que «falta ver si durará toda la temporada».

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.