Liga Nacional de Básquet: ¡El día después de Hispano tras la bomba agónica del «Súper-Chiri»!

Autor
Actualizado: marzo 21, 2022

¡400.000 reproducciones! Con ese impactante número en poco más de 24 horas de lo sucedido, el triple «histórico» de Lucas Reyes se viralizó y aún se festeja en la capital de Santa Cruz. Como lo soñó su creador León Najnudel, la Liga Nacional de Básquet el sábado en suelo porteño fue muestra de federalismo y amor a la naranja. Este domingo, luego del resonante triunfo, La Opinión Austral trató de revivir semejante episodio en la vida «nacional» de Hispano Americano.

Casi 37 años han pasado desde la creación de la elite del básquet argentino, cientos y miles de partidos le han dado vida a esta maravillosa competencia. Aunque pocos con la agonía y sorpresa puesta en escena en el Templo del Rock. El reloj marcaba algo más que 6 segundos para el cierre del suplementario, allí Pedro Barral se las ingenió para marcar un doble exquisito y condicionar los corazones del Celeste.

Tras la conversión, 1.4 restaban para el cierre y el capitán Marcos Saglietti se encargó de la reposición. Con la redonda en la mano, se encargó de iniciar la jugada y con un movimiento similar al bowling le deposito la bola en las manos a Lucas Reyes. En ese instante, el mendocino capturó el balón y sólo avanzando un par de pasos lanzó: ¡teledirigido en CABA y a festejar!.

El asistidor charló con La Opinión Austral y arrancó: «Fue un partido muy parejo y con poco goleo. Lo vivido en el momento fue increíble». Rápidamente, ya en suelo santacruceño, Saglietti inició el relato de la histórica bomba: «De la última jugada, recuerdo un ‘golazo’ por el gran movimiento de Barral (Pedro). Nos cerramos bien pero sacó un tiro buenísimo».

Hasta allí, el festejo era todo de Obras aunque para el de Santa Cruz aún quedaba una opción. «En el bajón del momento, tuve la intención de mirar el reloj y lo vi a Lucas (Reyes) que se abrió. Traté de darle un pase lo mejor posible y fuerte. Por suerte la asistencia fue buena y pudo agarrar para tirar. Después fue todo mérito de él», sumó uno de los más experimentados del equipo de Leandro Hiriart valorando la precisión del «Chiri».

Sólo 1400 milisegundos restaban antes de la reposición del juego previo al tiro de Reyes.

El Templo del Rock quedó atónito y el «teledirigido» dejó con la boca abierta a toda la escena. «Los árbitros estaban sorprendidos y shockeados. Nadie entendía nada, fue una situación rápida que sorprendió a todos», contó Saglietti. «Esperemos sea un envión anímico para nosotros y poder afrontar estos partidos que se vienen», cerró.

El elenco de Hiriart volverá a entrenar este lunes, a partir de las 17:00 en el Centro Provincial de Alto Rendimiento. La continuidad de la LNB para los de Río Gallegos será este miércoles. Desde las 21:00 recibe a Obras en el Rocha.

10.400 «me gusta» de Instagram en un día y números increíbles en las diferentes redes sociales, dejaron en evidencia -seguramente- uno de los momentos más recordados de esta temporada de LNB. La bomba del «Súper-Chiri» que fue un mimo al corazón del Celeste e ilusiona a Hispano con salir del fondo. Después del triple del mendocino, para el de Río Gallegos ya nada es imposible.

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.